23 de octubre de 2019
Foro en Unimar: 18 de octubre de 1945 Golpe de estado o revoluciĆ³n?

Fuente: Prensa Unimar/D.A./CNP 3.641 Untitled document

El 18 de octubre de 1945 marcó un hito en la historia política del siglo XX en Venezuela. Para algunos cronistas, la fecha señala al golpe de estado con el que se derrocó al gobierno del general Isaías Median Angarita, para otros historiadores se trató de “la Revolución de octubre de Venezuela”. En la Universidad de Margarita, la efeméride fue propicia para plantear, una vez más, una reflexión sobre la historia política de nuestro país, a través de la Cátedra Libre de Educación para la Democracia,  “Dr. Jóvito Villalba”.

Al abrir el foro, “18 de octubre de 1945, golpe de estado o revolución”, el profesor Luis Longar planteó la importancia del tema, que permite traer a las nuevas generaciones el conocimiento de la historia relativamente reciente de nuestro país, contados y analizados los hechos por estudiosos de nuestra historia política y algunos testigos vivos de tales acontecimiento, a través de la Cátedra Libre, de Educación por la Democracia, Dr. Jóvito Villalba, como el Dr. Manuel Antonio Narváez y el Profesor Pedro Cabello Poleo.

Reflexionando sobre el tema, el profesor Longar, y también periodista, cita a dos protagonistas de los acontecimientos de ese 18 de octubre de 1945. Uno de ellos del sector militar y responsable directo de los hechos, el entonces mayor del ejército Marcos Pérez Jiménez, tomado del libro-entrevista del historiador Agustín Blanco Muñoz, “Habla el general”, quien justifica la insurrección, como reacción por una cierta preocupación en el sector castrense por el rumbo que veían que tomaba el gobierno del general Medina que, según esta declaración, mantenía en desventaja y en cierta forma atrasados a los militares venezolanos con respecto a la formación de militares de otros países del continente, como los colombianos, por ejemplo. Por el sector partidista y civil, el profesor Longar, cita a un margariteño, al maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa, uno de los “complotados” junto con Rómulo Betancourt, Raúl Leoni y Gonzalo Barrios. Entrevistado por el periodista Alfredo Peña, en el libro “Conversaciones con el Maestro Prieto”, éste se refiere a la preocupación que existía entre los políticos porque veían que el gobierno de Medina no terminaba de dar paso a la democracia, a través de elecciones libres. Se produjo entonces el movimiento cívico-militar, al confluir los intereses de ambos sectores. El gobierno de transición que siguió al derrocamiento del general Medina dio paso a los cambios determinantes para que Venezuela, que hasta entonces no había tenido una verdadera experiencia democrática, ingresara en un sistema de auténticas libertades. “Venezuela cambió definitivamente a partir del 18 de octubre de 1945”, afirmó el profesor Longart.

A su turno, el Dr. Manuel Antonio Narváez, Director de Planificación de la Gobernación y estudioso de los procesos políticos venezolanos, se refirió a los conceptos de golpe de estado y de revolución, y aunque no significan lo mismo, en el caso de Venezuela, el 18 de octubre de 1945 ocurrió un golpe de estado que dio paso a una revolución. Coincidió con el profesor Longar al afirmar que, después del derrocamiento del gobierno de Medina, Venezuela cambió para siempre. Un nuevo orden se estableció en el país que significó la incursión de los civiles, a través de los partidos político modernos, en los asuntos públicos, el voto femenino, el de los analfabetas y de los mayores de 18 años, en elecciones libres y directas para elegir al presidente de la República. También significó la desaparición de lo que quedaba del orden gomecista.

El profesor Pedro Cabello Poleo, Presidente del Consejo Superior de la Unimar comenzó su intervención con una anécdota personal de ese 18 de octubre de 1945, cuando apenas era un estudiante de secundaria en el Colegio La Salle de Caracas y uno de los aviones que sobrevolaba la ciudad al intentar bombardear el cuartel San Carlos, soltó una granada que cayó en el patio del colegio. Fue, pues su encuentro directo con el golpe. Coincidió con Narváez al definir el golpe de estado, que significó el fin del gobierno del general Medina Angarita, y en que también fue una revolución dado los cambios trascendentales que experimentó Venezuela y que, años más tardes, permitieron el establecimiento de un sistema de libertades democráticas que se prolongó hasta 1998. Venezuela se modernizó, desapareció la estructura gomecista de gobierno, se masificó la educación, nacieron los partidos políticos modernos, se extendió el derecho al voto, se eligió al presidente de la Republica de manera directa por comicios secretos y libres. Tales fueron las consecuencias de aquel 18 de octubre de 1945.

Al abrirse el debate la participación del público no se hizo esperar. La mayoría de los participantes coincidió con los expositores en que fue golpe de estado pero también una revolución. También los estudiantes se expresaron destacando la importancia de ese tipo de foro que permite el encuentro con la historia, en especial, para los jóvenes con aspiraciones políticas.